Pasos para realizar una auditoría de contenidos a tu sitio web

¿Alguna vez has hecho o te has planteado hacer una auditoría de contenidos a tu página web? No se trata únicamente de un modo de analizar y evaluar cada uno de los contenidos de un sitio, sino que hablamos además del momento perfecto para tomarte un tiempo para reflexionar. Te puede servir para preguntarte si la orientación que le has dado a tu web sigue siendo la mejor, en base a tus objetivos estratégicos.

Sin duda, una de los principales utilidades de poner en marcha una auditoría de contenidos es la de lograr mejorar el rendimiento de un sitio web. Pero son muchos más los beneficios que te reportará dedicar algo de tiempo a esta labor.

A pesar de ello, muchas empresas no llegan a ser nunca conscientes de ello, y ni siquiera se lo plantean. Por otro lado, el día a día en cualquier negocio puede hacer que este aspecto quede relegado a uno de los últimos planos.

La tónica más habitual es la de redactar, publicar y actualizar los contenidos y, acto seguido, dejarlos en el olvido. Se entiende que por haberlo hecho bien en ese momento, seguirá siendo óptimo en el futuro.

Pero nada más lejos de la realidad: Internet es un entorno enormemente cambiante, y lo que hoy funciona puede dejar de hacerlo mañana. Por no hablar de los cambios en la estrategia que suelen suceder dentro de la propia empresa, que pueden hacer tambalear también la eficacia de sus viejos contenidos web.

¿Por qué no aprovechas que hemos empezado el año para realizar este útil análisis que tanto puede ayudar a la optimización de tu página web? Redescubre tus debilidades y fortalezas, actualiza objetivos y redirecciona tu estrategia de contenidos hacia el camino correcto. Las razones para hacerlo son muchas. ¡Toma nota!

¿Por qué es conveniente realizar una auditoría de contenidos a tu sitio web?

Cualquier auditoría de contenidos comienza con un exhaustivo análisis y culmina con la implementación de los cambios que sean necesarios. El objetivo es adecuar el sitio web a los objetivos estratégicos del negocio, y para hacerlo encontramos las siguientes razones:

Mejorar la experiencia del usuario

No imaginas hasta qué punto la usabilidad web puede influir en el comportamiento del usuario y en las decisiones que este tome en relación con una determinada empresa. Una auditoría de contenidos es de gran ayuda para detectar, entre otros, problemas como:

  • Enlaces rotos.
  • Velocidades de carga excesivas.
  • Menús o estructuras de contenido confusos.
  • Información obsoleta o errónea.

Eliminando estos y otros problemas de navegación, seremos capaces de optimizar la usabilidad web y, en consecuencia, contribuir a que tanto la duración de las sesiones como el número de visitantes recurrentes del sitio aumenten considerablemente.

Optimiza el posicionamiento SEO

Por supuesto, una auditoría de contenidos web sin objetivos SEO pierde parte de su significado. Este es quizá el aspecto más complejo de todos, porque el algoritmo de Google cambia constantemente. Por ello, si quieres mejorar tu posición en las SERPs del buscador, es importante que prestes atención a cuestiones como:

  • La arquitectura web.
  • La estructura de las URLs.
  • Los contenidos y su calidad.
  • Las palabras clave y su estrategia.
  • Los enlaces externos e internos.
  • La actividad en redes sociales y su coherencia con respecto al contenido web.

Incrementa las conversiones

Sin duda, es el objetivo de los objetivos. Conseguir vender más es al final la esencia de cualquier acción que se ponga en marcha en una empresa. Así que en una auditoría de contenidos no será diferente.

Para conseguirlo, se analiza qué tipo de contenido es capaz de generar un mayor número de leads. Adicionalmente, se trata de adaptar y mejorar la eficacia de los contenidos en cada fase del funnel de ventas.

Todo ello nos lleva a la siguiente conclusión: no deberías tardar mucho más en poner en marcha la próxima auditoría de contenidos de tu sitio web. Ya no sirve de excusa la falta de tiempo: ¡nosotros podemos encargarnos de ello por ti!

Los pasos a seguir en una auditoría de contenidos

La organización y planificación son esenciales a la hora de realizar una auditoría de contenidos. No hay que dejar nada al azar y cada paso ha de estar cuidadosamente diseñado. Estos pasos, que determinan el camino a seguir a la hora de analizar la idoneidad de los contenidos, pueden variar de un caso concreto a otro. Pero, de manera general, estos son los más esenciales:

1. El primer análisis: los objetivos

No nos cansamos de decir que la clave de todo son los objetivos estratégicos que se pretenden alcanzar. Llevar a cabo cualquier acción o actividad en el ámbito empresarial sin delimitar previamente cuáles son esas metas, es como comenzar a construir una casa sin sus planos.

Entre los objetivos más planteados, los que ya hemos comentado más arriba: optimizar el posicionamiento SEO, incrementar las conversiones, y mejorar la experiencia del usuario.

Pero debes saber que no hay límites en este sentido. Dinos qué quieres conseguir, y te ayudaremos a optimizar los contenidos de tu página web para conseguirlo.

2. Inventario y clásificación de los contenidos

Con los objetivos bien claros, es momento de recopilar toda la información posible. Identificaremos todos los contenidos y los clasificaremos por tipologías y categorías, para después conformar una imagen completa y general de todo el sitio. Es habitual realizar esa clasificación en diferentes tablas de Excel, pero hay muchas otras metodologías.

3. Evaluación y análisis final

Habitualmente, en una auditoría de contenidos web el análisis se efectúa, con la ayuda de diversas herramientas y aplicaciones, alrededor de tres grandes conceptos:

  • La estructura de la información: que todos los procesos sean claros y que no haya repeticiones ni apartados demasiado anticuados serán los principales objetivos.
  • El estilo: se busca ante todo la lógica de la información, la calidad de la redacción y el máximo atractivo en los contenidos.
  • La optimización SEO: prestaremos atención a las palabras clave, los títulos, los elementos meta, las URLs, la velocidad de carga y el contenido duplicado, sobre todo.

4. El plan de acción

Habrá que determinar si es suficiente con una reestructuración, si hace falta reescribir grandes cantidades de texto o si basta con reutilizarlo y adaptarlo ligeramente. Todo ello lo reflejaremos en un informe final, que será como una hoja de ruta. Con ella, tu empresa podrá implementar cada uno de los cambios sugeridos o recomendamos.

En cualquier caso, es bueno aprovechar la ocasión para llevar la optimización de tu página web a su máxima expresión. Por ejemplo, es el momento ideal para añadir más imágenes, más vídeos, más enlaces internos y externos y actualizar los CTAs. El objetivo es que, juntos, nos acerquemos lo máximo posible a la perfección.

Optimiza con Roi Scroll tu contenido web

Estar bien posicionado es una excelente garantía de éxito. Por eso en Roi Scroll queremos ayudarte a conseguir que tus contenidos estén alineados con los estándares de calidad SEO.

Además, con nosotros podrás potenciar también tu presencia en otros canales, aparte de Google. Hablamos, por ejemplo, de Youtube o Amazon.

Nuestro equipo de redactores y cowriters generará los nuevos contenidos que llevarán a tu sitio web a lo más alto. Y el equipo de Data Driven Marketing se encargará de asegurar que se cumplen los objetivos planteados. ¿Empezamos? 🧐