¿Gestionas bien tu imagen de marca? Haz vibrar a tus seguidores

En estos momentos me invade una extraña sensación. Entre decepción y enfado anda la cosa… y por eso he decidido escribir este análisis sobre el concepto de imagen de marca en Internet. Me refiero a aquello que nos identifica ante nuestros seguidores, a lo que nos hace únicos y especiales para ellos.

Cada día paso muchas horas  navegando en la red. Leo artículos, reviso redes sociales, me mantengo al día, descubro nuevas corrientes y, como si de forma involuntaria fuese, encuentro inspiración. Lo cierto es que, casi sin querer, mi cabeza analiza todo lo que se le pone por delante.

En una de mis últimas “navegadas” me topé con una marca que desconocía, Poler Stuff se llama. Caí en su perfil de Instagram y, si echáis un vistazo, coincidiréis conmigo en que cumple al 100% con su objetivo de marca. Dan ganas de salir corriendo hacia la montaña, pasar una noche en la playa o simplemente conformarnos con tener uno de sus productos y soñar con que llegue el momento del viaje de nuestros sueños.

imagen de marca polar stuff
imagen de marca polar stuff

Eso me llevó a hacer una rápida reflexión de lo mal que en muchas ocasiones se siguen haciendo las cosas en cuanto a los contenidos que las marcas ofrecen en sus redes sociales.

Internet e imagen de marca: ¡Hay que saber estar!

En los tiempos que corren, pequeñas y grandes marcas hacen grandes esfuerzos por estar presentes en las redes sociales. En todas. La calidad debe estar por encima de la cantidad. Quizás esta regla no sea aplicable a todo tipo de productos, pero sí a muchos.

En mi opinión, es preferible estar presente en una o dos redes sociales en las que tengas un buen contenido, que no en cinco. No es fácil tener un contenido de calidad en todos los espacios sociales, pero seguro que tu marca de manera natural se encontrará más cómoda en alguno de ellos, ahí es donde tienes que estar.

Puede que os parezca una reflexión muy obvia, pero si hacemos un repaso por los perfiles sociales de las marcas, vemos contenido, contenido, contenido…Sí, todas con las actualizaciones al día, publicaciones (unas mejores y otras peores),  pero pocas veces me encuentro con algo que me sorprenda por su buen hacer.

¿Nos hemos olvidado de que nuestras redes sociales son nuestro mejor escaparate? ¡Lo parece!

Me da la sensación de que lo que prima es que la gente vea que estás presente. Que el nombre de la marca quede grabado a fuego en las mentes de los que ojean tu perfil, al verlo una y otra vez, cada día o dos en su timeline. Por repetición. Mensajes que no provocan sensaciones, faltos de personalidad, sosos, aburridos. ¿Eso es lo que quieres que sea tu empresa?

Por el contrario, hay profesionales que lo hacen bien y que saben poner cada cosa en su sitio.

Si tu escaparate es internet, ¡diséñalo! Crea tu concepto, tu plan, tu imagen, decide qué quieres mostrar y a quién quieres llegar. Todas estas preguntas para las que cualquier marca tiene tan clara la respuesta cuando desarrolla su producto o su plan estratégico desaparecen en sus perfiles sociales como si no tuvieran importancia alguna.

Facebook, Instagram, Twitter... Cada actualización es un spot de tu marca. ¡¡Cuídala!!

Cuida a tus seguidores también. Hazlos viajar. Transpórtalos a través de tu producto, consigue evadirlos con tu contenido de la rutina del día a día, haz que sea tu producto el que les haga ser más creativos, el que les empuje a hacer cosas distintas, conocer lugares nuevos, vivir nuevas situaciones y a convertir momentos cotidianos en especiales.

En definitiva, inspíralos.