Laura Vázquez

Client Services Director

La profe estratega

Me llamo Laura y me encanta y construir y contar historias. Quizás por eso, en su día, elegí estudiar publicidad. Soy Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y creo firmemente que las marcas pueden contribuir a aportar mejoras a la calidad de vida de las personas y la sociedad en que vivimos.

Soy cosecha de los 80, orgullosa gallega hija de profesores. De ellos heredo la capacidad de trabajo, el sentido de la responsabilidad, la superación y la actitud de servicio y ayuda a los demás.
Soy apasionada y me gustan los retos, la planificación, la estrategia, la dirección de equipos y clientes, el pensamiento lateral, la analítica y trastear con las infinitas posibilidades que nos brinda el mundo de las redes sociales y los ecosistemas digitales. Soy carne de agencia, mujer digital y multitasking, inquieta y curiosa por el mundo que me rodea.
También me gusta el mundo académico. Soy profesora en varias universidades y Escuelas de Negocio y, ya sea como ponente u oyente, me encanta asistir a todos aquellos eventos de los que pueda aprender, compartir o llevarme nuevas experiencias. Pero también me encanta perderme por el monte con mi bici de montaña, viajar, quedarme dormida en el sofá después de un maratón de series o entrar en bucle cantando mis canciones favoritas.
Tengo diez años experiencia en el diseño y desarrollo de estrategias de comunicación y marketing globales y estoy especializada en comunicación online orientada a la generación de influencia social y engagement. Durante años he aprendido de mis jefes, de mis compañeros y clientes trabajando como Head of Social Media y PR Digital en una multinacional y como Consultora Senior en una gran agencia digital. He liderado grandes estrategias de redes sociales e influencia social, liderado procesos de transformación digital o gestionado conocidas crisis de reputación, pero es ahora cuando me siento en mi mejor momento profesional, rodeada del mejor talento, del mar y el campo, de mi familia y de la mejor ciudad del mundo