Vende más gracias a las tiendas de Facebook

A medida que los usuarios demandan más productos y servicios online, las plataformas de Social Media han comenzado a ponerse las pilas para ayudar tanto a pequeñas como a grandes empresas a vender sus productos directamente a través de sus redes sociales.

De hecho, los continuos avances y mejoras en Facebook nos permiten conectar con nuestros compradores cada vez de una manera más sencilla, ofreciendo un escaparate digital que nos permite inspirar a los consumidores, ayudándoles a encontrar los productos que necesitan.

Los primeros pasos antes de abrir una tienda en Facebook o Instagram

Muchos se preguntarán si de verdad los consumidores compran mientras disfrutan de su tiempo navegando por sus redes sociales. La respuesta es sí y no. Todo dependerá, por supuesto, del estudio que realicemos de nuestro sector. 

Por lo tanto, digamos que la primera tarea a realizar es el análisis de las tendencias de compra de nuestro target en redes sociales y en qué redes sociales. Es decir, ¿nuestro target tiene presencia en Facebook y/o Instagram? ¿Optamos mejor por una estrategia centrada en tienda de WhatsApp? Por ello, si nos decidimos a crear la función de compra en Facebook e Instagram para nuestra marca, primero debemos estudiar la audiencia para saber por dónde comenzar.

Por ejemplo, si nuestro target está compuesto por diferentes rangos de edad, Facebook podría ser el mejor lugar para establecer una tienda. Mientras tanto, si tenemos como audiencia principalmente a la Generación Z, es posible que tengamos más éxito en las herramientas de Instagram.

Por otro lado, según Hubspot, a la pregunta de si se ha realizado una compra directa a través de redes sociales, los usuarios responden, en su mayoría, con un 40%, que prefieren hacerlo en los eCommerce directamente. Sin embargo, vemos que el 36% de los encuestados han respondido que han realizado compras en Facebook y, con un 24,5%, en Instagram. Muy atrás queda WhatsApp, con un 15,5%.

Visto esto, podemos adentrarnos en cómo crear nuestra tienda online en Facebook y en Instagram, ya que comparten ciertas características.

Requisitos para poder crear una tienda en Facebook y en Instagram

En primer lugar, debemos tener en cuenta que las tiendas de Facebook nos permiten mostrar y vender productos tanto en Facebook como en Instagram. Seguidamente, debemos analizar si la empresa que quiere abrir la tienda cumple los requisitos que nos brindan las plataformas. Es decir, en un inicio, que la empresa se encuentre en un mercado admitido por estas redes sociales. En las directrices de Instagram podemos comprobar el listado de los países admitidos.

Por otro lado, los productos que queramos vender en Facebook, Instagram o WhatsApp deben cumplir las directrices de las normas comunitarias y políticas comerciales. Por ejemplo, existen una serie de restricciones, según la plataforma, que son:

  • Productos para adultos. Se permiten productos que promocionan métodos anticonceptivos y planificación familiar, que se centran en las características anticonceptivas del producto, no en el placer sexual ni en la mejora del rendimiento sexual. Por lo tanto, están prohibidos tanto los juguetes sexuales como los potenciadores de rendimiento sexual.
  • Alcohol. Se permite el comercio de productos como libros o DVD relacionados con alcohol, así como artículos como vasos, hieleras o soportes para botellas de vino. Eso sí, está prohibida la venta de bebidas alcohólicas o kits para su fabricación.
  • Animales. Se permite la venta de jaulas o productos para animales como juguetes o collares, pero no cualquier producto o parte, incluidos, entre otros, cuero, piel, pelo o lana de perros, gatos u otros animales amenazados o en peligro de extinción, animales vivos, ganado, mascotas o partes de animales.
  • Partes del cuerpo y fluidos corporales, aunque sí se permiten las extensiones capilares y pelucas.
  • Algunos medios digitales y dispositivos electrónicos están prohibidos, como la venta de dispositivos de streaming cargados con software que facilita el acceso no autorizado a contenido, dispositivos modificados de forma no autorizada o cargados, dispositivos de interferencia o decodificadores o dispositivos para intervenir llamadas telefónicas.
  • Documentos, divisas e instrumentos financieros
  • Juegos de azar. Los juegos de azar online incluyen juegos, apuestas, loterías, rifas, casinos, deportes de fantasía, bingos, póquer y sorteos en un entorno online.
  • Productos y materiales peligrosos como pesticidas e insecticidas químicos, asbesto, cianuro, cloroformo, etc.
  • Explotación de personas y servicios sexuales
  • Suplementos ingeribles como esteroides anabólicos, quitosano, consuelda, dehidroepiandrosterona, efedrina, hormonas de crecimiento humano, barritas proteicas y polvo de proteína o vitaminas
  • Las publicaciones de productos de comercio no pueden promocionar oportunidades de empleo. Esta prohibición incluye oportunidades de empleo que describan por completo el modelo de negocio o producto asociado, además de oportunidades de empleo que sean engañosas, falsas o fraudulentas, o que tengan un modelo de negocio confuso.
  • Productos médicos y de salud, aunque sí accesorios para acondicionamiento físico o estilo de vida, incluidos los relojes, pero no lentes de contacto y gafas graduadas, vendas y órtesis para lesiones físicas, termómetros, kits de prueba para enfermedades o afecciones médicas, kits de primeros auxilios o sacaleches, productos o servicios médicos, 
  • Ningún artículo para la venta, es decir, que incluyan noticias o publicaciones de artículos que no incluyan artículos de tienda.
  • Productos con receta, drogas o parafernalia de drogas, productos con connotación sexual explícita, productos defectuosos o retirados del mercado, artículos robados, contenido digital descargable, suscripciones digitales o cuentas digitales, tabaco y productos relacionados, armas, municiones, explosivos

Como podemos comprobar, el listado de productos prohibidos es extenso, así que debemos estudiar en las políticas comerciales si nuestro producto o servicio entra dentro de las especificaciones de Facebook.

Por último, debemos tener en cuenta que solamente son válidas las empresas propietarias de un dominio de sitio web desde el que quieren vender sus productos. Es decir, si una empresa vende sus productos a través de, por ejemplo, una Brandstore de Amazon, Facebook no permitiría la creación de una tienda.

Ya cumplo con todos los requisitos. ¿Cómo creo mi catálogo de productos?

Para crear una tienda en estas redes sociales debemos hacerlo directamente desde el Commerce Manager o con una plataforma de comercio electrónico integrando este tipo de plataformas como Shopify o BigCommerce.

Nuestro primer paso para tener una tienda de Facebook o Instagram perfecta es crear un catálogo de productos. Aquí añadiremos fichas de todos los productos que tenemos disponibles en nuestra web, incluyendo imágenes, descripciones, precios, promociones o descuentos, etc. Este paso podremos hacerlo de forma manual, añadiendo uno a uno cada uno de los productos, o bien, de una forma más automatizada utilizando los datos de nuestro píxel de Facebook.

La forma de creación de catálogo de productos más recomendable es siempre hacerlo de forma automatizada, utilizando datos del píxel de Facebook siempre y cuando esté configurado correctamente. De ese modo, podremos extraer toda la información de cada uno de los productos.

Configurando nuestra tienda con el píxel de Facebook, los productos del catálogo se actualizarán de forma automática cada vez que haya un cambio de precios, actualizaciones de imágenes, de descripciones o cuando pongamos en marcha alguna promoción. Además, haciéndolo de este modo, podremos incluir la opción de mostrar solamente aquellos productos que tengan stock.

Configurando nuestra tienda en Facebook e Instagram

Una vez tengamos creado el catálogo de productos, tendremos que indicar qué productos queremos incluir en nuestra tienda. Una de las opciones disponibles en las tiendas de Facebook e Instagram es la posibilidad de crear una o varias colecciones. De ese modo, podremos destacar grupos de productos concretos de nuestra tienda.

Entre las diferentes personalizaciones que podemos elegir, encontramos el diseño de la propia tienda en cuanto al tamaño del texto, el aspecto de los botones o a situar los productos y colecciones en el orden preferido.

En la actualidad, la venta final de los productos de tiendas de Facebook e Instagram se realiza en el propio eCommerce web que disponga el propietario de la cuenta tanto en España como en la mayoría de los países. No obstante, en Estados Unidos ya existe la posibilidad de finalizar el proceso de pago sin salir de la red social. Por lo tanto, podemos aventurarnos a prever que esta opción estará disponible en un futuro no muy lejano en el resto de países de nuestro entorno.

Una de las grandes ventajas de poder finalizar el pago dentro de la red social es que es Facebook quien guarda la información de pago de cada usuario y, cuando este quiera realizar una nueva compra, no le obligará a incluir de nuevo los datos en la aplicación. Por eso, cuando un nuevo consumidor que no nos conozca quiera realizar una compra en nuestra tienda, podrá pagar sin necesidad de volver a incluir sus datos de pago, ni tendrá que registrarse en la web del eCommerce, haciendo, así, el proceso mucho más sencillo.

Las campañas de pago más exitosas para productos en Instagram

Una estrategia que llevan a cabo muchas marcas es la de etiquetar productos en publicaciones en las que aparezcan influenciadores y promocionarlas mediante campañas de pago en el administrador de anuncios. Estas campañas de pago nos permitirán mostrar esos anuncios a un gran volumen de clientes potenciales e incrementar así nuestras ventas. Para ello, debemos probar diferentes audiencias y creatividades que nos permitan obtener el mayor retorno de la inversión.

En las campañas de pago más exitosas, debemos usar sabiamente el texto para motivar a los usuarios a hacer clic en el CTA. Del mismo modo, una de las mejores prácticas para que las campañas tengan éxito es responder a los comentarios de los anuncios tal y como lo haríamos en las publicaciones orgánicas. El hecho de que exista interacción de la marca con los usuarios en los anuncios de pago fomenta la seguridad de los demás usuarios, así como ofrece información adicional que, de otro modo, los posibles compradores no verían.

Por otro lado, cada vez más se recurre a la realización de anuncios dinámicos. Este tipo de anuncios recurren al aprendizaje automático para ampliar nuestros anuncios cuando tenemos un gran volumen de productos a promocionar. Estos anuncios mostrarán, a los posibles compradores, las ofertas o productos más relevantes en función de sus intereses o de sus acciones. De esta manera, eliminamos la obligatoriedad de creación de anuncios individuales para cada producto.

Del mismo modo, también podemos utilizar gestores como BigCommerce, Magento, WooCommerce o Shopify para crear nuestros anuncios dinámicos.

En resumen, las tiendas de Facebook e Instagram son una gran oportunidad para dar a conocer nuestros productos entre nuestros potenciales compradores e incrementar nuestras ventas. ¿Tienes dudas sobre cómo crear tu tienda en Facebook e Instagram? ¿Crees que podría ser interesante para tu empresa? El equipo de Roi Scroll estará encantado de ayudarte. ¡Contáctanos!