Una vez más… ¿De qué va el Metaverso?

Seguramente todos los usuarios habituales de redes sociales han oído demasiadas veces la palabra “metaverso” y su definición. Pues por si aún no tenéis suficiente, vamos a profundizar un poco más y entender qué nos puede aportar y qué posibilidades existen, así que vamos a empezar por el principio.

Un metaverso es un entorno digital en el que el usuario, a través de un avatar, puede interactuar con el entorno y con otros usuarios.

Este entorno puede estar orientado a una tecnología específica: realidad aumentada, realidad virtual, realidad mixta… a través del smartphone o con gafas específicas como las Quest 2.

El despegue mediático de este concepto se ha dado a raíz del cambio de nombre de Facebook a Meta. Una clara orientación presente y futura de la compañía hacia esta experiencia virtual, con sus proyectos actuales Horizon Worlds y sus Horizon Workrooms. Sin embargo, los mundos virtuales no son nuevos en absoluto. Ya en 2003 algunos ejemplos como Second Life, ya dieron que hablar.

Los metaversos que se desarrollan actualmente implican una implantación social compleja, y es que ese entorno idílico que muchos usuarios se imaginan (una especie de Ready Player One con trajes sensitivos y suelos omnidireccionales) dependerá de la adopción por parte del gran público. En este sentido, parece lógico pensar que quizás la primera plataforma utilizada de manera masiva estará adaptada a la tecnología de los smartphones.

Por otro lado, al margen del dispositivo utilizado, otro de los detalles importantes es que los metaversos pueden implementar sistemas económicos. Estos permiten la compra-venta de terrenos virtuales, objetos, skins, descuentos o incluso entradas exclusivas a eventos dentro del propio entorno virtual.

¿QUÉ TIPOS DE METAVERSOS HAY?

Dentro del concepto metaverso, se puede realizar una primera división muy clara: centralizados y descentralizados.

Los metaversos centralizados son los más antiguos y conocidos durante los últimos 15 años, y aquellos que utilizan una estructura más tradicional. Algunos de ellos plantean un enfoque más profundo como el mencionado Second Life, y otros proponen entornos más limitados a nivel de experiencia como Roblox, Fortnite, Animal Crossing, Minecraft o incluso el recordado Habbo.

Por otra parte, los metaversos descentralizados se han desarrollado principalmente en los últimos 5 años y son aquellos que integran tecnología blockchain. En la mayoría de casos se desarrolla una economía real interna a través de la utilización de criptomonedas y NFTs (implicando la conexión con una wallet digital, como por ejemplo Metamask).

Los más implantados actualmente son Decentraland (pionero en el enfoque Web3) y TheSandbox, en los que ya se han vendido terrenos por millones de dólares, artistas como Snoop Dogg han comenzado a comercializar productos y marcas como Samsung, Nike, Lego, Pull&Bear, Cupra o Carrefour ya están tomando posiciones. Siguiendo esta tendencia, actualmente cada semana aparecen nuevos proyectos relacionados con esta tipología de metaversos.

Sin embargo, el desarrollo de estas plataformas descentralizadas todavía está en una fase bastante inicial, en la que existe una conexión muy pobre entre ellas. El objetivo final para conseguir un metaverso completo será conseguir esa interoperabilidad de activos digitales y avatares entre mundos virtuales. Un buen ejemplo de proyecto con esta orientación que intenta solucionar estas barreras de usabilidad es Gamium.

¿QUÉ POSIBILIDADES REALES EXISTEN PARA LAS MARCAS?

En el momento actual, nadie conoce la tecla del éxito exacta durante los próximos años: Gafas VR o no, centralizado, descentralizado o mixto… pero sí existen ya diferentes metodologías para la incorporación de las marcas en estos nuevos entornos y experiencias interactivas con los usuarios, y que ayudarán a su introducción en estas tecnologías de futuro en una fase muy inicial.

Estas posibles activaciones varían en función de los objetivos que busque la marca y la capacidad de inversión a realizar, y van desde la creación de colecciones de NFTs con utilidades asociadas, hasta la integración con entornos consolidados a través de tiendas o espacios virtuales de venta.

¡Contacta con nosotros para conocer todas las posibilidades y te asesoramos!