Tus campañas online, a examen

Si estás acostumbrado a implementar campañas online, sabrás que la mayor parte de las plataformas ofrecen su propio sistema de análisis de resultados. Google Ads, Facebook Ads, Twitter Ads… en todas ellas dispones de interesantes datos acerca del rendimiento de tus campañas.

Pero, si llevas tiempo experimentando, habrás notado que estos datos la mayoría de las veces se quedan cortos. ¿De verdad conoces exactamente cómo influye cada campaña en el rendimiento de tu sitio web? ¿Sabes qué canales son los que te reportan los mejores resultados?

Analizar dónde se originan y en qué momento se producen las conversiones en tu sitio web es clave para ser cada vez más precisos. Si te quedas en la superficie de esta información, es más que probable que no estés optimizando tus campañas. Y, en el peor de los casos, puede suceder que cometas una y otra vez, sin darte cuenta, los mismos errores.

Algunas métricas interesantes

Antes de entrar en materia, y por si aún no estás del todo familiarizado con estos conceptos, vamos a repasar cuáles son las métricas más relevantes. Son aquellos datos que, al obtenerlos, nos sirven para extraer conclusiones y tomar decisiones:

  • Alcance o impresiones: el número total de usuarios que han visto tus anuncios.
  • Clics o visitas: la cantidad de usuarios que, tras visualizar la campaña, han hecho clic o han visitado tu sitio web.
  • Engagement: muestra la proporción de usuarios que han mostrado de una u otra forma interés en el contenido. Esto puede suceder porque le dan al play en un determinado vídeo o hacen clic en algún enlace que hayamos insertado. Esta información es muy relevante para conocer un poco más como se comporta nuestra audiencia.
  • Tasa de rebote: pasa a formar parte de la tasa de rebote un usuario cuando accede a la web, pero inmediatamente después la abandona, sin realizar ninguna acción. Lógicamente, lo ideal es que esta cifra sea lo más baja posible.
  • Coste por Clic (CPC): en las plataformas de paid es habitual manejar este término, que se refiere a lo que nos cuesta que cada usuario haga una vez clic en uno de nuestros anuncios.
  • Coste por Lead (CPL): iremos un paso más allá si, además del CPC, tenemos en cuenta el CPL. Es decir, el coste de que los usuarios culminen con éxito aquella acción que hemos marcado como objetivo. Por ejemplo, realizar una compra o suscribirse a una lista de correo.
  • Conversiones: finalmente, llegamos al dato más vital de todos para determinar la rentabilidad real de una campaña. Mientras que el CPL es una métrica mucho más específica y concreta, las conversiones tienen que ver con los objetivos comerciales de las campañas.

El famoso ROI 😉

Mención aparte merece el ROI (Return of Investment). Te suena, ¿verdad?Hablamos de la necesidad de conocer si la inversión que hemos realizado en nuestras campañas de publicidad nos ha reportado los beneficios esperados. Así, el ROI es vital para descubrir si las campañas son eficaces y si las acciones prediseñadas han sido las más adecuadas. De lo contrario, habría que adaptarlas.

En general, nadie duda del valor de estos datos. Pero hoy queremos abrirte los ojos a un mundo de información mucho más profunda y completa.

Los análisis, mejor individuales y por canales

Tras muchos años midiendo, analizando, comparando y reportando, no nos cabe ninguna duda de que para medir con fiabilidad hay que hacerlo de forma individual y canal a canal. Entender nítidamente cómo funciona cada uno de los canales que hemos utilizado para nuestras campañas es fundamental. Y, precisamente por eso, es necesaria una visión amplia que vaya de lo más global a lo más ‘micro’.

En definitiva, lo que se busca es medir las respuestas de los usuarios, su nivel de compromiso y la contribución del canal a los resultados finales de la campaña. Para, así, conocer su influencia real en el proceso de compra y en la decisión final del cliente. Por lo tanto, no hay que olvidar la importancia de investigar uno a uno todos nuestros canales de adquisición, para poder entenderlos y optimizar los que sea más conveniente.

No estamos negando que el valor general de todas tus campañas sea mayor si estas se complementan y se analizan conjuntamente. Lo que conviene hacer, sí o sí, para detectar errores y poner en marcha las correcciones que sean necesarias, son análisis concretos e individuales.

En este sentido, ¿te suena de algo el Lead Scoring? Sirve para calificar cada lead, es decir, cada acción con resultado, en función de su desempeño en proporción al resultado global.

En definitiva, a la hora de medir los resultados de tus campañas tienes dos opciones: quedarte en la superficie y dejarte llevar sobre todo por intuiciones, o bien optar por la exhaustividad en los análisis para asegurar los buenos resultados en el futuro.

Más allá de análisis superficiales: diferentes vías para analizar las conversiones de tus campañas

Pongámonos en situación: imagina que un usuario ve uno de tus anuncios de Display, al día siguiente hace clic sobre otro que ve tras realizar una búsqueda y, días después, realiza por fin una compra a través de una landing.

¿No crees que es importante saber que se trataba del mismo usuario en los tres casos? De nuevo, si te quedas en la superficie del análisis, te pierdes mucha información. Y, por lo tanto, muchas oportunidades de venta y de mejora de procesos.

No te agobies, sabemos que todo esto puede parecer en un principio muy complejo. Y lo es. Pero, afortunadamente, existen multitud de herramientas que día a día nos facilitan el trabajo a los expertos en Performance Marketing y Data Driven Marketing.

¿Cómo podemos asegurar la exactitud, profundidad y exhaustividad de nuestros análisis? ¡Ahí van algunos ejemplos!

Usando píxels

¿No sabes qué es un píxel? Hablamos de un código que se inserta en las landings, páginas de suscripción, páginas de compra, etc., para registrar cada conversión. De esta forma, es posible saber gracias a los píxels cuáles son las campañas o anuncios que han generado más y mejores resultados.

Obteniendo información con las cookies

Las cookies seguro que te suenan más, ¿verdad? Son pequeñas cápsulas de información que se almacenan en los navegadores de los usuarios. Sirven para que cualquier sitio web pueda conocer, a través de ellas, cuál ha sido la actividad previa de una determinada persona en Internet.

Solo hay un problema para atribuir mediante cookies: que existen muchos softwares, cada vez más populares, que las bloquean. De hecho, se cree que alrededor del 40 % de las cookies acaban siendo eliminadas por estos sistemas, que activan los propios usuarios.

Midiendo con clickTags

Las clickTags son etiquetas o códigos de seguimiento que pueden insertarse en los anuncios que publicamos. Ello nos permitirá saber en qué momento y quién ha hecho clic en ellos. Y así podremos determinar el éxito de cada pieza.

¡Cuenta con nosotros para el análisis de tus campañas!

No pierdas más tiempo ni oportunidades: en Roi Scroll podemos encargarnos de poner en marcha tus campañas de marketing online y de medir tus resultados. Así, podrás asegurarte de estar haciendo en todo momento lo mejor para tu marca.

Llevamos años ayudando a marcas y empresas a optimizar su presencia en Internet. Y, lo más importante, a mejorar sus resultados y aumentar sus ventas.

Ahora, queremos ayudarte a ti. ¿Hablamos? ?