Tu marca eres tú. ¿Cómo vas a mostrarte a tu público?

Cada día, un usuario corriente recibe una cantidad ingente de mensajes procedentes de marcas. Ya sean estos verbales, textuales, visuales, etc. Y mucho más impactante es el caso de alguien que se encuentre en busca de un determinado producto o servicio. La información que recibirá será entonces desorbitada.

De hecho, no son pocos los que llaman a esta época la era de la desinformación. Precisamente por el efecto contraproducente que muchas veces generan los mensajes meramente informativos en las personas.

En el contexto del marketing digital, las empresas se están encontrando con graves problemas para captar la atención de su público objetivo. Sobre todo, si hablamos de hacerlo en redes sociales, donde el contenido que se comparte es aún mayor.

Entonces, ¿cómo llegar al público de una manera eficiente en redes sociales?, ¿cómo hacerle saber que estamos ahí, que tenemos lo que necesita? Precisamente, dejando de hablar de productos y no contándolo todo acerca de tu oferta.

Todo lo contrario: hoy en día, las marcas que logran generar recuerdo en la mente de los consumidores son aquellas que se humanizan. Las que comparten valores, dan su opinión sobre temas de interés y que afectan a su entorno, fomentan el positivismo y generan debates fructíferos.

Algunas cifras ilustrativas

Si todo esto te suena a chino, y no estás seguro de que dejar de hablar de uno mismo continuamente pueda funcionar, te traemos un par de demoledoras cifras:

  • Un 30 % de los usuarios de redes sociales reconocen relacionarse con marcas que emiten mensajes optimistas y divertidos.
  • Compartir los valores de la marca en redes sociales puede hacerte triunfar. ¿El motivo? Hasta el 35 % de los internautas se compromete con los posts de empresas con las que están de acuerdo.

No se puede negar que la variable del precio influye de manera directa en la repercusión social de cualquier marca. Ofrecer descuentos, promociones y ofertas funciona. Pero son muchas las marcas que lo hacen, seguramente también de tu competencia. Por eso, es necesario que des el paso y aproveches estos datos para ofrecer una visión más humana y cercana de tu marca.

Piénsalo: los usuarios de redes sociales invierten unas dos horas diarias en navegar en estas plataformas. ¿No es esta una ocasión perfecta para mostrar la mejor cara de tu marca?

Claves para humanizar a tu marca y llegar más lejos

Antes de entrar en materia, queremos que te quede muy claro qué implica realmente la humanización de una marca en redes sociales. Significa poner en marcha una estrategia de comunicación basada en la personalización. Esto es, diseñar mensajes de tal forma que los usuarios vean y sean conscientes de que detrás de ellos hay una persona. Y no recurrir a textos manidos, muy usados, que pueden llegar a parecer incluso robóticos.

A priori, puede parecer que esto es complicado. Después de todo, tenemos que hablar desde el punto de vista de la empresa, no del nuestro. Pero te aseguramos que, aplicando unos sencillos consejos, lo conseguirás. ¡Toma nota!

Empieza desde dentro

Desde luego, si hay una buena forma de acercar tu marca a los usuarios es empezando desde dentro, desde el corazón de la empresa.

¿Cómo se consigue esto? Dando visibilidad y voz a los empleados y mostrando su día a día en su trabajo. Incluso puedes dejar que sean ellos los que generen los contenidos que más tarde aparecerán en los perfiles de tu marca.

Así, se genera una sensación de cercanía que difícilmente se consigue hablando de forma impersonal.

Confía en el humor

Utilizar el humor nunca falla. Pocas cosas hay tan eficaces a la hora de conectar con la audiencia.

Eso sí, es importante recurrir al humor con cierta precaución. Te recomendamos ser siempre respetuoso con cualquier opinión y creencia, para así conseguir el efecto deseado. Y, a pesar de que las publicaciones con toques humorísticos suelen tener tasas más altas de engagement, esto es solo posible si se si se gestionan con autocrítica y control.

Sé cercano y coherente

Este consejo tiene que ver con la principal motivación de los usuarios en las redes sociales. Hay que recordar que quien crea un perfil en Facebook o Instagram, por ejemplo, busca ante todo ocio y entretenimiento.

Por lo tanto, huye de mensajes demasiado serios, fríos o corporativos. Y sobre todo, adapta tu tono y tu estilo a esta forma de comunicarse que tiene la audiencia. Esto quiere decir que, ante todo, has de ser cercano. Y mantener esa cercanía en todos los canales y mensajes.

Une el mundo online con el offline

Si tu negocio tiene también un punto de venta físico, nada mejor que mostrarlo en tus redes. Piensa que, muchas veces, quienes visitan tus perfiles sociales no son las mismas personas que acuden al local. Por eso, unir ambas dimensiones es una buena forma de mostrar experiencias positivas con tu marca y mejorar aún más su imagen.

Conversa con tus seguidores

La conversación fluida es la clave de todo. Si consigues mantenerla de manera natural con los seguidores de tu marca, habrás ganado mucho.

Y no solo hablamos de ofrecer en estos canales un eficaz servicio de atención al cliente. Además de responder preguntas y gestionar quejas, es bueno que participes en las conversaciones que surgen de manera espontánea. Sobre todo, cuando de lo que se trata es de dar las gracias por una buena opinión o valoración.

Sé humilde y útil

Errar es de humanos. Y, como detrás de un perfil social siempre hay personas, no es extraño que a veces se cometan fallos. En estos casos, lo mejor no es tratar de ocultarlos ni ignorarlos, sino afrontarlos y reconocerlos.

En la misma línea, además de ser humilde a la hora de pedir perdón por las equivocaciones, también hay que serlo en relación con el contenido de las publicaciones. Esto es, hay que dejar en un segundo plano a la marca, para poner en el centro al usuario, a sus motivaciones e intereses.

Ejemplos paradigmáticos de marcas humanizadas

Como ocurre con casi todo, para ilustrar esto que te estamos contando lo ideal es darte algunos ejemplos. Son casos de marcas que, con su comunicación en redes sociales, han conseguido proyectar una imagen mucho más cercana y humana. En definitiva, son auténticas Human Brands:

  • Ikea: parte de los stories que la marca sueca publica en su Instagram visualizan y dan voz a los empleados. Periódicamente, es un miembro de la plantilla el que se dedica a contar cómo es su trabajo. La marca ha reunido estos contenidos en los stories destacados con el nombre de «Ikea Insiders».
  • Starbucks: sobre todo en la página de Facebook de la marca en EE. UU., se comparten contenidos inspiracionales, sociales, benéficos y relacionados con el cuidado del medio ambiente.
  • Taco Bell: el perfil en Twitter de esta marca es el ejemplo perfecto de cómo el humor puede conquistar a la audiencia.

Para todo esto hace falta un plan. ¿Ya tienes uno?

Por muy cercano que seas, por mucho humor que utilices, por muy simpático y humano que te muestres… De nada sirve si no tienes una estrategia. Más que nada, porque por el camino pueden surgir imprevistos o contratiempos que le den la vuelta a todo. Y, en estos casos, contar con un plan elaborado por especialistas es fundamental.

Por eso, confía en nuestros expertos en Social Media y deja en sus manos la gestión y optimización de tu marca en redes sociales. ¡Verás la diferencia!