Q-Commerce, el nuevo modelo de comercio electrónico

El comercio electrónico ha experimentado un crecimiento constante durante los últimos años, llegando a cifras récord por la pandemia en el año 2020. El sector ha evolucionado para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo, donde el tiempo de entrega es un factor determinante en la toma de decisión de compra. El precio o los descuentos han pasado a un segundo plano y la inmediatez adquiere un valor diferencial. 

¿Qué es el Q-Commerce?

Q-Commerce o Quick Commerce (comercio rápido), es un nuevo modelo de comercio electrónico que busca ofrecer al cliente final un valor añadido en los plazos de entrega cuando realiza sus compras online.

La reducción en los tiempos de entrega es una de las mayores motivaciones de compra que tienen los usuarios en la actualidad. El término Q-Commerce reduce los tiempos de entrega drásticamente y llega para dar solución a esa necesidad en el sector. Los plazos de entrega de 3-5 días pasan a ser de 1 hora o menos (1 día en el peor de los casos).

Este nuevo modelo ofrece a los clientes pequeños productos en tiempo récord, cuando y donde lo necesiten. 

¿Qué sectores pueden utilizarlo?

Pese a ser un término relativamente nuevo, hay sectores que llevan tiempo implementando este nuevo modelo. Los más habituales son los que comercializan bienes o productos de primera necesidad o de consumo inmediato a través de internet, dirigidos a un público cercano.

Aunque de entrada es un modelo pensado para productos de primera necesidad, como alimentación, limpieza, cuidado personal, etc, la nueva normalidad ha generado nuevas necesidades, como puede ser el material de oficina o los dispositivos electrónicos. 

Muchas empresas ya ven al Q-Commerce como una oportunidad para ofrecer a sus clientes una nueva propuesta de valor diferencial.

Características del Q-Commerce

Las características más comunes son:

  • Tiempos de entrega mínimos: El cliente recibe sus productos en 1 hora o menos.
  • Área de reparto de ámbito local: Para poder cumplir los plazos de entrega, el envío está sujeto a la proximidad. 
  • Disponibilidad: Los productos deben de estar siempre disponibles.
  • Productos de primera necesidad: La mayoría de los productos son de primera necesidad. La sensación de urgencia y de contar con el pedido de forma inmediata prevalece sobre otros factores, como puede ser el precio.

Modelo logístico

La logística se convierte en el pilar fundamental de este nuevo modelo, por ello las empresas tienen centros logísticos ubicados en el centro de las ciudades para entregar en el menor tiempo posible los pedidos online.

Es un modelo de comercio electrónico que resulta fácil de implementar en grandes ciudades, pero a día de hoy supone un reto para pequeñas ciudades o zonas rurales. En estos casos, empresas como Glovo o Just Eat pueden ser un gran aliado. 

Sin duda este nuevo modelo de comercio electrónico ha llegado para quedarse, y representa una gran oportunidad de crecimiento para las empresas que apuesten por reducir al máximo los plazos de entrega en sus pedidos online. Cada vez son más los sectores y las empresas que deciden incluir en sus estrategias de negocio el Quick-Commerce de la mano de empresas logísticas especializadas.