Invertir en publicidad online. ¿Por qué ahora y cómo?

Como venimos comprobando desde hace ya varios años, la publicidad en medios digitales ofrece grandes ventajas frente a la publicidad tradicional. Nos permite impactar a un público más cualificado y es necesaria una inversión menor. Podríamos decir que la segmentación y la posibilidad de orientar la publicidad a las diferentes audiencias de interés, es uno de los grandes valores de la publicidad. 

No es casualidad que cuando conocíamos los datos del Estudio de Inversión Publicitaria en Medios Digitales 2019 en febrero, leíamos con atención cómo la inversión en publicidad digital dio el sorpasso en 2019  a la televisión.

Fuente: IAB Spain

La data, el pilar estratégico de la publicidad online

Tanto Google, como Facebook, Amazon u otras plataformas, albergan mucha información acerca de todos los usuarios, tanto de índole demográfica como de comportamiento (conocen sus gustos, intereses, visitas en la red, las compras online que realizan… etc.) y saben quiénes son potenciales consumidores o clientes y quienes no. Esto nos permite optimizar nuestro presupuesto al máximo, impactando exclusivamente a usuarios que sean compradores o consumidores potenciales de nuestra marca.

En medios más tradicionales no puedes controlar el tipo de usuario que ve tus anuncios, por lo que la inversión publicitaria es mucho menos efectiva.  

Además, la publicidad online nos permite medir los resultados de las campañas de una forma mucho más precisa y en tiempo real. Podemos saber cuáles son los anuncios o campañas que realmente funcionan y cuáles no, y por lo tanto, podremos invertir más en aquellos que nos ofrecen mejores resultados. Es por ello por lo que cada vez más marcas apuestan por la publicidad online. 

¿Por qué desde la crisis del COVID19 hay que reforzar la inversión en publicidad online?

El período de confinamiento al que hemos estado sometidos durante estos dos últimos meses, ha supuesto el cierre de la mayoría de establecimientos físicos. Esto ha provocado un importante cambio en el comportamiento de compra de muchos consumidores. Estos han tenido que adaptarse a la nueva situación, siendo internet el único medio para adquirir determinados productos y servicios o para realizar cualquier trámite.

Muchos de estos consumidores nunca habían realizado compras online por diversos motivos (desconocimiento, inseguridad, hábitos…) y que durante esta cuarentena han decidido dar el paso. Por primera vez se han aventurado a realizar pedidos a través de un eCommerce o marketplace. Pero es muy probable que muchos de ellos vuelvan a repetir este proceso de compra en el futuro, al disfrutar las ventajas y la comodidad que ofrecen las compras online.

Además, también hemos podido apreciar un gran incremento del consumo de internet en general (especialmente en el uso de redes sociales, videojuegos y periódicos digitales). A la vez que se ha producido un incremento del número de usuarios con acceso a internet en el hogar debido a la necesidad generada por esta crisis de poder teletrabajar y tener acceso a la educación online.

Este incremento de tráfico web y compras online, sumado al hecho de que muchos anunciantes hayan decidido dejar de invertir en publicidad online, ha provocado una consecución de objetivos muy superior frente a los resultados esperados en nuestras campañas digitales durante un periodo convencional.

Estamos consiguiendo 5 veces más visualizaciones en nuestros anuncios con el mismo presupuesto

Más audiencia y menos competencia en publicidad
online

Los costes publicitarios se han reducido casi un 48% en comparación con el año anterior. Además, las ventas online de muchos sectores se han visto incrementadas en un 60%, con más de 800.000 nuevos usuarios comprando online en España. 

Con el mismo presupuesto estamos consiguiendo llegar a muchísima más gente con nuestros anuncios y con mejores resultados. Por la contra, la compra de medios offline en general (a excepción de la televisión) también se ha visto afectada por esta situación pero de forma negativa, ya que está dejando de ser una opción para las marcas en estos momentos.  

Las marcas que aprovechen esta situación para incentivar sus ventas online, darse a conocer y dar a conocer sus valores saldrán reforzadas de esta crisis. Por el contrario, aquellas marcas que dejen de invertir en medios, se expondrán a perder cuota de mercado, ya que cuando los negocios vuelvan a abrir y toque retomar las compras de forma habitual, los consumidores recordarán aquellas marcas que hayan invertido en publicidad en estos días y serán las marcas más compradas. Según el barómetro COVID-19 de Kantar, no publicitar una marca conduce a que se puedan perder hasta un 20% de los compradores potenciales de la marca en los próximos años, afectando al crecimiento de las ventas.

Un ejemplo concreto de una marca que se vio afectada por no haber hecho publicidad durante un período de crisis fue McDonald’s en la crisis de los 90 en Estados Unidos, la cual perdió cuota de mercado frente a otras grandes marcas de comida rápida como Pizza Hut y Taco Bell, los cuales decidieron seguir invirtiendo en publicidad consiguiendo posicionarse en el top of mind de los consumidores. 

¿Cómo podemos llevar a cabo una buena estrategia de inversión publicitaria en esta nueva realidad a la que nos enfrentamos? 

Ahora más que nunca es imprescindible entender que es lo que nuestros clientes necesitan y que es lo que esperan de nosotros como marca. Por ello, es muy importante adaptar las comunicaciones de nuestra publicidad a las nuevas circunstancias:

1.  Es importante comunicar por un lado qué es lo que puede aportar nuestra marca a la sociedad en estos momentos de crisis. Un gran ejemplo es la iniciativa de Telepizza, la cual comenzó a repartir pizzas de forma gratuita para los hospitales, consiguiendo así reforzar su branding.

2.   Otra vía de comunicación importante es la de hacer ver los esfuerzos que está generando la empresa para seguir adelante y ayudar tanto a sus clientes como a los trabajadores, tratando de actuar de la forma más ética posible.

3.   Por último, es muy importante dar a conocer todas las medidas higiénicas que se están llevando a cabo en la empresa para proteger a todas las personas que interactúan con ella, tanto trabajadores, como clientes como proveedores.

En general y para resumir, los consumidores están demandando ahora más que nunca una gran honestidad, ética y colaboración con la sociedad por parte de las marcas y es eso lo que tenemos que intentar transmitir en nuestras comunicaciones comerciales, para que, cuando todo esto termine, podamos salir más reforzados y que los clientes nos vean como una marca ética y responsable por la que seguir apostando en el futuro.

No lo dudes, son tiempos de publicidad digital, no desaproveches la oportunidad, no dejes que otros tomen la delantera. Y si es con las manos expertas de nuestro equipo de Performance Marketing, darás en la diana.