CRO Y UX, diseño para la conversión

La optimización de la tasa de conversión (CRO) y la experiencia de usuario (UX) son dos términos que se utilizan habitualmente cuando hablamos del rendimiento de un sitio web.

Como prácticas, los dos son bastante similares entre sí en el sentido de que ambos trabajan en el análisis y la aplicación de cambios para alcanzar objetivos. Ambas son complementarias y su combinación puede utilizarse eficazmente para alcanzar los objetivos de conversión.

Para comprender cómo podemos aplicar estas técnicas, es importante entender qué son exactamente CRO y UX. Ambas abarcan una amplia gama de habilidades, parámetros y KPI, por lo que crear una definición simple es casi imposible.

¿Qué son exactamente CRO y UX?

Para comprenderlos, simplificaremos las definiciones de estos términos:

  • CRO – La Optimización de la Tasa de Conversión es el proceso estructurado de hacer que los usuarios realicen una acción dentro del sitio web. El proceso tiene como objetivo mejorar el customer journey, independientemente del objetivo del sitio (captación de leads, conversión, etc.). El conocimiento y datos de usuario se utilizan para identificar los puntos de fricción y los problemas a la hora de convertir. Una vez identificados, se analizan detalladamente y se plantean hipótesis para comprender los motivos de los que derivan estos problemas. Estas hipótesis se ponen a prueba a través de diversas pruebas y con los datos obtenidos se plantean mejoras dentro del sitio.

  • UX – La experiencia de usuario podemos definirla como la manera en que el usuario percibe el sitio a la hora de interactuar con él. En pocas palabras, la experiencia del usuario es el término que se le da a la interacción entre un sitio web y quien lo visita.

Experiencia de usuario UX como complemento del CRO

El objetivo de un diseño UX efectivo, es mejorar el aspecto que el sitio presenta al usuario para que sea intuitivo. Buscamos que se adapte a las necesidades del usuario, haciendo que el viaje sea un proceso agradable y simple.

Este enfoque es un gran complemento a los esfuerzos en el CRO. Google evangeliza la necesidad de «centrarse en el usuario y todo lo demás le seguirá» que es exactamente lo que buscamos a través de la experiencia de usuario.

Desde el principio, nuestros esfuerzos se han centrado en proporcionar la mejor experiencia posible a los usuarios

Google

Mientras que el UX tiene por objetivo hacer que el viaje sea lo más agradable posible, el resultado final del CRO es conseguir que el usuario realice una conversión. Veamos las formas en las que el UX puede apoyar al CRO:

  1. Los experimentos

CRO trabaja sobre el principio de introducir cambios en el sitio web y luego probarlos, optimizándolos continuamente con los ajustes que hayan demostrado tener un mejor rendimiento. Cuando la idea que se está probando se basa en la investigación de UX, los resultados suelen ser significativamente mejores que los que se basan en la intuición y la creencia.

Basar las pruebas e hipótesis de CRO en los resultados de la investigación de UX disminuye la dependencia de conjeturas. Claro que hay herramientas y mejores prácticas que se pueden emplear, pero el problema es que no suelen ser tan perspicaces como un experimento impulsado por la investigación de UX.

Lo que esto significa es que mientras CRO te dice que algo debe ser cambiado en la experiencia actual, la investigación de UX ayuda a entender por dónde debes empezar.

  1. El CRO ayuda a identificar y priorizar las cuestiones de diseño.

Podemos cambiar el color de un botón y probarlo para conversiones e incluso se puede obtener algún nivel de mejora. Pero si hay otros problemas fundamentales en el diseño, las tasas de conversión siempre se verán afectadas. La verdad es que, si bien es importante concentrarse en las conversiones, si no mejora la experiencia de usuario en tu sitio web, las posibilidades de marcar una verdadera diferencia seguirán siendo escasas, por mucho que se optimice.

  1. Optimización del diseño según la capacidad del dispositivo

Cuando se diseña una hipótesis, normalmente se hace teniendo en cuenta el sitio de escritorio. No debemos olvidarnos que la mayor parte del tráfico a día de hoy proviene de dispositivos móviles. Por tanto, debemos enfocar nuestra experiencia teniendo en cuenta múltiples dispositivos. Así comprenderemos mejor qué tipo de cambios se llevarán a cabo y qué dispositivo lo demanda.

Conclusión

Comprender las expectativas del usuario y asegurar una experiencia sin problemas, debe ser una medida de éxito. Para lograr el objetivo, la armonía entre la optimización de las conversiones y la mejora de la experiencia del usuario mediante un diseño optimizado es de vital importancia. Para que la experiencia de usuario esté totalmente optimizada, es imperativo que el diseño CRO y UX vayan de la mano… ¿Te ayudamos?