Cómo compartir contenido en redes sociales sin parecer novato

A estas alturas del partido, seguro que ya tienes un blog para tu empresa, para tu proyecto o idea. En él probablemente ofrezcas contenido de gran calidad y que genera interés en tu público objetivo. ¡Ha llegado el momento de compartir tus post en redes sociales! ¿Qué nunca has tocado una cuenta de Facebook o de Twitter? ¡Qué no cunda el pánico, te enseñamos a enlazar tu contenido sin parecer un novato! Evita estos 3 errores y no sólo serás un profesional, también lo parecerás 😉

  • Evita engorrosos links de texto  en Facebook. Ante todo, limpieza

Si algo tiene peso en Facebook son las imágenes. ¡Aprovéchalo! Para compartir tu contenido en esta red social: saca brillo a tu creatividad, escoge tu mejor copy, compón tu mejor fotografía y lánzate a enamorar a tus seguidores. Ya conoces el dicho, lo bueno, si breve, dos veces bueno. Conviértelo en tu mantra y no permitas que una URL díscola se cuele en tu previsualización. Sé limpio e invita a tus lectores a clicar en la foto. Si tienes que usar, sin excepción, un enlace de texto, procura que se trate de una URL descriptiva*. Ponte en los zapatos de tus seguidores, ¿de verdad te gustaría seguir un enlace como www.inserteaquísudominio.com/content/670890/postabdc018.html  sin saber qué te espera al abrirlo? Sé sincero contigo mismo, la respuesta es ¡NO!

Compartir contenido en redes sociales: Ejemplos de previsualización de enlaces en Facebook.

 Encuentra la diferencia entre A y B, ¿lo notas? Tú tampoco clicarías.

  • Escoge el marco perfecto para tu actualización

Te lo hemos dicho por activa y pasiva, ¡hoy la imagen manda! Casi todos los usuarios acceden al contenido a través de su dispositivo móvil, sea tableta o smartphone. Con esta clase de seguidores y potenciales clientes sólo tienes una opción: captar su atención a la primera. Y recuerda que debes vencer a los cientos de estímulos que acechan a tu mensaje en su propio dispositivo. Si sólo tienes un cartucho, quémalo bien: el tamaño de la imagen debe ser el correcto para la previsualización de las distintas redes sociales. Si vas a compartir tu post en varias de ellas siempre puedes optar por dimensiones comodín, tal y como las explica Vilma Núñez aquí. Eso sí, recuerda fijarte bien qué zona de la imagen destaca cada red social.

Compartir contenido en redes sociales: Ejemplo de previsualización de imágenes en Twitter

Debes escoger con cuidado que imágenes compartes. La foto ideal es la que aporta información relevante tanto en la versión reducida (A) como en la expandida (B). *En ambas podemos distinguir el logo de Roi Scroll.

  •  Es de biennacido ser agradecido: ¡Menciona a la fuente, pero siempre de manera correcta!

¿Te imaginas algo peor que mencionar a la competencia por error en tu actualización en Facebook o Twitter? Nosotros sí. Mencionar a una página o persona que no tiene nada que ver con el contenido que compartes o, lo que es peor, cuyo perfil o actualizaciones son contrarios a tus valores o pueden herir sensibilidades. Para evitar esto, nada mejor que asegurarte de antemano que el perfil que vinculas es oficial (o al menos real). Una búsqueda rápida en Twitter o Facebook te puede ahorrar muchos dolores de cabeza 😉 La misma rutina te resultará útil para evitar hashtags que tratan un tema distinto a aquel para el cual tú los propones.

La experiencia hace al maestro, pero si tienes en cuenta estos tres pequeños detalles al compartir tus contenidos en redes sociales, tu presencia online tendrá un aspecto mucho más profesional. Recuerda que aquí también se aplica el dicho La mujer del César no sólo debe ser honrada, sino también parecerlo. ¿Te ha sabido a poco? ¿Te han quedado dudas? Déjame un comentario y te las resolveré encantada 😉

*Los miembros de Es marketing, estúpido! ampliaremos el tema de las URLS descriptivas en próximos post para que aproveches al máximo sus posibilidades en SEO, permanece atento 😉