El algoritmo de Instagram: ¿qué hay de nuevo?

Todos conocemos el funcionamiento básico de las principales redes sociales. Lo que suele ignorarse por parte de muchos es el conjunto de restricciones o condiciones que cada una de ellas impone a los contenidos que se comparten en este contexto. Estos son tantos y tan abrumadores, que se hace necesario controlar su visibilidad mediante el diseño de distintos algoritmos.

Los algoritmos deben, por tanto, ser comprendidos por las marcas que quieran estar presentes en cualquier plataforma social. No obstante, estos cambian con frecuencia y pueden llegar a ser muy complejos, lo que impide controlarlos en su totalidad.

En Roi Scroll creemos que es muy importante que sepas si tu estrategia de social media marketing está bien dirigida o si, por el contrario, debería adaptarse más a los algoritmos de las diferentes plataformas. Especialmente, hablamos hoy del algoritmo de Instagram, del que se van conociendo cada vez más y más detalles.

¡Atento! Nuestros expertos en social media te lo cuentan todo, a continuación.

¿Cómo funciona el algoritmo de Instagram y cómo puede afectarte?

Básicamente, el algoritmo de Instagram gira en torno a tres conceptos fundamentales; tres aspectos a los que esta red social da especial relevancia. En función del uso que se haga de ellos, la visibilidad de las publicaciones será mayor o menor. Sobre todo si hablamos de perfiles de empresa. Estos conceptos son:

El interés

El algoritmo de Instagram es capaz de analizar durante cuánto tiempo un usuario mira una foto o un vídeo. Gracias a esta información, establece qué tipos de contenidos interesarán más a cada persona. Y, en consecuencia, muestra más publicaciones en su feed de una empresa o de otra.

Así, para llegar a un determinado tipo de público habrá que conocerlo en profundidad. Solo así será posible dar en la diana y publicar solo contenidos de interés para la audiencia.

La frecuencia y periodicidad

En primer lugar, hay que tener presente que Instagram sí tiene muy en cuenta la hora a la que se realizan las publicaciones. Así, seguirá teniendo cierto peso el orden cronológico en el feed de los usuarios. Pero no es lo único que se valorará.

¿Acaso no te ha ocurrido ver en tu timeline de Instagram una publicación de hace 5 días seguida de otra de hace 5 minutos? La periodicidad o frecuencia de las publicaciones también importa. Recuerda que lo ideal es actualizar de manera frecuente, pero no excesiva. 

El compromiso

También conocido como engagement, el compromiso habla del nivel de interacción y atención que muestran los usuarios con respecto a los contenidos que publicas. De la misma forma, también se considera que una audiencia está comprometida con una empresa o marca cuando la menciona muy a menudo o se geolocaliza en sus instalaciones con frecuencia.

El hecho de no estar publicando contenidos siguiendo todos los requerimientos del algoritmo puede tener varias consecuencias:

  • El alcance de tus posts puede disminuir considerablemente.
  • De la misma manera que también lo harán las reacciones o interacciones de tu audiencia con tu contenido.
  • Es muy probable que también el aumento del número de seguidores de tu cuenta de Instagram se ralentice.

Sabemos que no quieres que esto ocurra, y por eso en Roi Scroll vamos a darte a conocer cuáles son los últimos cambios anunciados por Instagram respecto a su algoritmo.

Principales cambios que influyen en la visibilidad de los perfiles de empresa

Deberías comenzar cuanto antes la adaptación a estos cambios, y no descartar la posibilidad de dejar en manos de nuestros especialistas en social media la gestión de los perfiles sociales de tu marca. Desde luego, será la forma más eficaz de adaptarte a los cambios que, tanto Instagram como Facebook, implementan constantemente.

No conviene publicar en exceso

Lejos quedan los tiempos en los que las marcas se peleaban por ser las que más contenidos publicaban a lo largo del día en las redes sociales. Ahora, publicar más no implica una mayor visibilidad.

Todo lo contrario: Instagram considera que si un usuario recibe demasiados posts de empresas, es probable que acabe saturado. Por ello, a menos que se trate de publicidad, la red social pondrá la relevancia muy por delante de la cantidad.

Pero tampoco deberías dejar de publicar con cierta frecuencia

Eso sí, no pienses que por lo anteriormente comentado las marcas pueden librarse de publicar con cierta frecuencia para notar los resultados. Es más, si el algoritmo determina que no eres constante, te penalizará. Y, como el día a día en una empresa puede ser abrumador, ¿qué tal dejar que otros se encarguen de dotar de esa constancia a tus perfiles sociales?

La cuestión será encontrar el equilibrio entre publicar en exceso y no publicar con la suficiente regularidad. Y, en cualquier caso, recuerda que es más conveniente actualizar el perfil con pocos contenidos pero de calidad y constante, que publicar gran cantidad de fotos y vídeos durante una temporada y luego dejar de hacerlo de golpe.

Hay que ser rápido al responder comentarios y preguntas

Vamos a contarte algo que parece imposible de afrontar, pero que es ya realidad. Instagram entiende que, si no respondemos a nuestros seguidores antes de que pase una hora desde su comentario, estaremos descuidando a nuestra comunidad. Por este motivo, si esto sucede de forma recurrente en una publicación, lo más probable es que esta pierda progresivamente visibilidad.

Solo algunos comentarios tendrán valor para Instagram

La importancia de formar y mantener una comunidad activa en Instagram está clara, pero la práctica es otra cosa. Responder de forma rápida, ofrecer siempre contenido interesante y esperado, conocer en profundidad a los seguidores, conseguir humanizar a la marca… Los objetivos son muchos y no siempre se cumplen.

Pero, si quieres tener contento al algoritmo, deberás conseguir al menos que tus publicaciones consigan comentarios. Y no solo eso: hará falta que esos comentarios tengan más de cuatro palabras. No bastará con los típicos y robóticos “Buena foto” o “¡Me encanta!”, ni con un emoticono 😜.

El exceso de hashtags se penaliza

Para querer llegar a más gente, muchas veces se tiende a redactar una larga lista de hashtags. Muchos de estos hashtags son en realidad irrelevantes y se podrían evitar, por no estar directamente relacionados con la publicación. Esto Instagram lo sabe, y por eso vigila con atención el uso que hacemos de los hashtags.

¿Nuestro consejo? Utilízalos solo si es conveniente, insértalos en el pie de foto (no en los comentarios) y limita el número a cinco o diez por publicación.

Si te equivocas, es mejor asumirlo que rectificar

O, mucho mejor, no te equivoques. Los errores no están bien vistos por el algoritmo, que penaliza a las publicaciones cuyo pie de foto sea editado. Y también a aquellas que se han borrado para volver a publicarlas más tarde.

Así que es mucho mejor que no cometas errores o deja esta tarea en manos expertas que planificarán y editarán tus contenidos con suficiente tiempo de antelación como para poder editarlos antes de publicarlos.

Los vídeos en directo y las stories, las joyas de la corona

Aclaremos algo: no es que Instagram prefiera este tipo de contenidos antes que otros. La cuestión es que los prefieren los usuarios, que pasan cada vez más tiempo consumiendo vídeos en directo e stories. Por eso, no descartes invertir tiempo y recursos en crear y compartir este tipo de contenidos. Merece la pena.

Lo que en Roi Scroll podemos hacer por ti

Todos estos factores se han de asimilar e implementar a la hora de diseñar una estrategia de social media marketing. Pero esto no siempre es posible y por lo que dejar que otros se encarguen de llegar a tus audiencias y enamorar a los algoritmos por ti, es una buena alternativa. Confía en Roi Scroll para cuidar y dinamizar a tu comunidad de seguidores.