5 pasos para conseguir más conversiones en el Black Friday (empezando hoy mismo)

El Black Friday está a la vuelta de la esquina: este año, 2018, cae en el viernes 23 de noviembre. Aún no estamos siendo bombardeados con toda la artillería pesada que empresas y medios tienen reservada para los días previos, pero, ¡no nos confiemos! El protagonista de la temporada en tu estrategia de marketing debería llevar ya por nombre Viernes Negro; de lo contrario, cuidado, porque vamos tarde.

¿Sabías que, en el Black Friday, los españoles invertimos casi el 33% del presupuesto total destinado a las compras navideñas? Así lo revela un estudio de consumo navideño publicado en noviembre del año pasado por la consultora Deloitte.

Treinta-y-tres-por-ciento. Teniendo en cuenta que el mismo estudio estima en 633€ el gasto medio por hogar durante las Navidades, estaríamos hablando de una media de unos 209€ invertidos el último viernes de noviembre. No es una oportunidad como para dejarla pasar, ¿no? Aunque esto seguro que ya lo sabías.

Si todavía no tienes perfectamente definida tu estrategia para el Viernes Negro o si tenías pensado arrancar más tarde, no te preocupes, porque hay un montón de cosas que puedes empezar a hacer hoy mismo. Vender más en el Black Friday es posible si salimos pronto y nos disponemos a dar unos cuantos pasos más de lo previsto inicialmente. Me ha venido a la cabeza ese versito que dice “se hace camino al andar”… pues eso.

Una última aclaración antes de lanzarme al meollo del asunto. Cuando hablo de Black Friday, hablo también de Cyber Monday, no nos despistemos.

Y otra: la intención de este post no es abordar las acciones que se pueden hacer durante la jornada del 23, sino toda la estrategia previa que nos ayudará a maximizar las conversiones ese día. Vamos allá 🙂 .

Black Friday estrategia

Primera fase de la campaña de Black Friday: verificación, branding y contenidos

Deberíamos tener todo planificado desde agosto (o antes), pero aún estamos a tiempo de abordar esta primera fase de la campaña del Black Friday. Se trata de una fase de preparación, pero es de vital importancia para lograr más ventas el 23 de noviembre.

1. Revisión técnica de tu web:

Es de obligado cumplimiento hacer una revisión técnica de tu web antes del Black Friday. Es posible que pienses que no hay ningún problema, pero sé por experiencia que los hay. Y pueden hacer que el negro de este viernes se convierta en luto.

Tres puntos fundamentales que debes chequear:

  • CRO (Conversion Rate Optimization): asegúrate de que el diseño y usabilidad de tu web sean los idóneos para convertir visitas en ventas. Muy importante durante todo el año, pero, si lo tenías pendiente, para el 23 de noviembre debe estar a punto.

  • Mobile: diseño responsive, velocidad de carga, usabilidad. Todo perfecto.

  • Tracking: recuerda revisar todos tus píxeles; si falla algo en el tracking, de poco valdrá todo lo que vamos a hacer a continuación.

2. A tope de branding:

Como me dijo un amigo: “sin branding no hay performance”.

Recuerda que estamos en la primera fase de nuestra campaña de Black Friday 2018. Esto quiere decir que nos estamos dirigiendo a la parte superior de nuestro embudo de conversión.

El viernes negro es un día de venta pura, pero antes debemos encargarnos necesariamente de posicionar nuestra marca, impulsar el awareness y encontrar nuevas audiencias.

Hacer Brand no solo es importante para que nuestros potenciales compradores nos conozcan, nos recuerden y piensen en nosotros el día 23. Tan importante como esto es aprovechar para captar cookies con el fin de hacer retargeting/remarketing más adelante.

Este también es el momento de experimentar con los mensajes, los formatos y hacer todas las pruebas que se nos ocurran. Así que aprovecha el tiempo y exprime al máximo las posibilidades de cada plataforma, porque en la siguiente fase tendremos que ir directos al grano.

¿Qué tipo de acciones nos pueden resultar más útiles en esta primera fase?

  • Display: este tipo de publicidad online logra un alcance masivo a un precio más ajustado. Además, nos permite dirigir las impresiones de nuestra campaña a nuestro público objetivo y en un entorno relevante para nosotros.

  • YouTube Ads: los anuncios en YouTube pueden recordar a los anuncios de la televisión por motivos obvios. Además, los dos son estupendos para hacer branding, con la diferencia de que YouTube nos permite segmentar la audiencia y la visualización nos saldrá mucho más barata.

    “La plataforma donde el mundo decide mirar”, se describen a sí mismos. Y es cierto: a diferencia de otras plataformas, el usuario está viendo tu anuncio porque ha decidido de manera activa ver algún otro vídeo. Esto, sumado al hecho de que nuestro anuncio se sirve de un formato audiovisual, hace que sea mucho más fácil captar su atención.

  • Social Paid Media: campañas con objetivo alcance y reconocimiento de marca. También es un buen momento para ponernos manos a la obra con la captación de fans en nuestra fanpage, pues nos será más fácil llegar a ellos en fases posteriores.
Facebook advertising social ads

3. Inbound marketing y Social Media:

No solo de paid vive el Viernes Negro.

En este punto podemos hablar de dos aspectos fundamentales:

  • SEO: estar bien posicionado en Google por keywords clave de tu sector puede ayudarte mucho en esta época. Eso sí, el SEO hay que trabajárselo, así que si llegas a este post con los deberes sin hacer, lo mejor es que te lo apuntes para 2019.

    En todo caso, aprovecha para revisar tu contenido web, fichas de producto, landings… Que todo el contenido sea de la máxima calidad y esté optimizado para la venta.

  • Social Media: generar contenido en nuestras redes sociales. El mejor contenido. 

    En estos tiempos tan difíciles para el alcance orgánico, debemos intentar que el algoritmo nos quiera. Si somos los más aplicados de la clase es más probable que el algoritmo (¿el profe malo?) se porte bien con nosotros. ¿Y cómo podemos hacerlo? La clave está en el engagement

    Publica regularmente y que cada una de las publicaciones sea relevante para nuestra audiencia. La creatividad y la empatía son clave para triunfar.

    Aprovecha los días previos al Black Friday y a la campaña navideña para servir de inspiración a tu audiencia. Convence a tus clientes potenciales un mes antes de la fecha y llegarás al día clave con ventaja. Puede ser una idea genial hacer alguna colaboración con influencers o un vídeo que haga brillar tu producto.
marketing de contenidos creatividad

Segunda fase: audiencias y anticipación

Supongamos que estamos a dos semanas del día clave, y con la cuenta atrás corriendo. Un par de consejos para esta segunda fase:

4. Audiencias:

Todo el trabajo que hemos hecho las semanas anteriores habrá dado sus frutos; es hora de recogerlos y seleccionar los más valiosos para nuestra marca. Es decir, localiza las audiencias que mejor hayan funcionado y trabaja sobre ellas. También es esencial que tengamos preparadas audiencias personalizadas para la gran campaña de retargeting que se avecina.

5. Adelántate a la fecha:

No esperes al último día para desvelar tu estrategia de ofertas, de lo contrario, tus potenciales clientes podrían olvidarse de ti (o no verte). No es que no te quieran, pero el bombardeo de mensajes comerciales durante el Black Friday es arrollador, y no se puede estar a todas.

Comunícate con las personas que ya conocen tu marca con antelación. Muchas ya tendrán su carrito de la compra configurado mentalmente días antes de la fecha para hacerse con las mejores ofertas.

Recuerda que tienes a tu disposición grandes herramientas de marketing de bajo coste, como son las redes sociales, el e-mail marketing y tu propia web. Todas ellas deben estar dispuestas para lograr el máximo CR y ROI de cara al Viernes Negro.

Antes de terminar, un último consejo: mídelo todo, todo; de ahí es de dónde sacarás el mejor de los aprendizajes.

El Black Friday puede ser uno de los momentos del año más decisivos para tu empresa, pero los resultados dependerán siempre de una buena estrategia. ¿Qué tal suena una mejoría del 80% en el CPL? Pues eso es lo que logramos el año pasado con uno de nuestros clientes 😉 .

La cuenta atrás ya ha empezado, ¡a por todas!